enero 2021

Lo que el Covid ha enseñado. “Juntos en la distancia”

2021-01-28T11:54:54+01:00


Inmaculada Carranza

Especialista en Psicología Clínica y profesora de Mindfulness. Practising Teacher (MBCT). Desarrolla su actividad profesional en salud mental en Córdoba.

 

¿Qué ocurre cuando una sociedad, un sistema, hace a sus miembros dependientes de dicho sistema? Cuando se les hace pensar que su bienestar, su felicidad o la supresión de su sufrimiento depende de algo externo a ellos y que el sistema les proveerá. Cuando se les convence de que sus problemas están fuera de su control.

Dejan de ser libres. Se ven abocados a una búsqueda eterna de satisfacción externa; una búsqueda rápida, incesante y que les lleva a una frustración continua; esperando aquello que vendrá del sistema: darles la felicidad o a quitarles el sufrimiento. Con la convicción de que para conseguir felicidad hay que evitar o suprimir el sufrimiento. La responsabilidad es externa, es del sistema. Se genera un Locus de Control Externo y la percepción de control sobre sus vidas es mínimo. Así que el ciudadano se sumerge en un ciclo de actividades y hábitos en busca de esa felicidad, huyendo del contacto con lo íntimo, con lo subjetivo. Esto carece de valor.

Equilibrio entre mente y corazónEntre los valores de nuestra cultura occidental, está la primacía de lo objetivo, lo racional, sobre lo subjetivo, lo interno, lo no racional, lo emocional, lo experiencial. En el proceso de socialización, de educación y de formación académica, nuestra cultura se centra en lo cognitivo, en lo conductual, relegando lo emocional y subjetivo a una categoría inferior, descalificando su importancia en nuestras vidas y sometiéndolo al control del raciocinio como única forma de que no invada nuestras vidas y no nos cause problemas. El conocimiento y la sabiduría vienen, por lo tanto, de los pensamientos, de la razón.

Existe la separación entre lo cognitivo (el pensamiento, el raciocinio, la lógica) y las emociones (lo subjetivo, lo experiencial). Y se da más importancia a lo cognitivo frente a lo emocional. Estableciendo una separación y gradación tan artificial y errónea como la separación entre cuerpo y mente.

Como consecuencia de todo esto: Educamos en el individualismo, en la competitividad.

Otros valores que impregnan nuestra cultura tienen que ver con la inmediatez, con la rapidez con la que queremos llegar a conseguir los bienes, los logros, los cambios. La aparición de las nuevas tecnologías vienen a añadir a esta “prisa por”, la superficialidad de nuestro acercamiento al conocimiento, a las experiencias. Nos vemos pasando de un momento a otro rápidamente como con una necesidad de coleccionar experiencias y, en la mayoría de los casos, exponerlas a las redes sociales. Acumulando actividades, las superponemos. Estamos en la era de la multitarea. Dividimos nuestra atención, dispersando nuestra mente, hiperactivando nuestro sistema nervioso y pensando en el siguiente momento. En resumen: estresados.

Estos valores y esquemas de pensamiento impregnan a todos los ciudadanos, también a los profesionales sanitarios, el sistema sanitario y los usuarios de dicho sistema. En los propios profesionales de la medicina, subyace la idea de dicha separación, relegando en importancia a todo aquello que suene a origen subjetivo, psicológico, o cuya causa objetiva no haya sido identificada “lo que no se ve, no existe”.

En este mismo orden de cosas, la subjetividad, la interioridad tanto emocional, de pensamiento, como experiencial del profesional de la medicina ha sido un aspecto sin importancia, sin valoración en cuanto a su contribución a la sanación y por lo tanto fuera de la necesidad de toda investigación e indagación.

Al igual ocurre en muchos profesionales de la Psicología, que han priorizado la formación intelectual, la comprensión racional y la tecnificación como fuentes suficientes para la ayuda psicológica. En este mismo sentido, no se advierte la necesidad de una investigación e indagación de lo subjetivo, de lo propio.

Y en este contexto aparece la crisis social, sanitaria, económica y también personal para muchos ciudadanos por la pandemia por SARS-COV-2.

Llamamos “crisis” a todo aquello que supone una amenaza, una ruptura con lo previo, con lo establecido y que pone a prueba nuestra capacidad de resistencia y de adaptación. Y en toda crisis, como en las monedas, siempre existen dos caras: la cara del dolor, del sufrimiento por la pérdida de lo previo y por la exigencia de la nueva situación; y la cara de la oportunidad, de salir reforzados, crecidos y mejores. A esto es a lo que llamamos resiliencia.

Esta crisis supone una amenaza para nuestra salud, para nuestra economía, pero también a nuestros valores y a nuestra forma de vivir. Dábamos por sentado que no había enfermedad a la que no se le pudiera hacer frente con los avances en la medicina actual. Dábamos por sentado que nuestro sistema sanitario nos protegería de cualquier mal. Que nuestra forma de vida rápida, volátil, superficial, consumista se mantendría como promesa de gratificación y bienestar. Y todo esto de repente se tambalea.

Juntos en la distanciaSe nos obliga con el confinamiento a parar, a quedarnos en casa, a dejar de trabajar, a dejar de apoyarnos en el consumo de ocio, de relaciones, de actividades como modo de gratificación o de huida. Impregnados de emociones como el miedo, la incertidumbre, la indefensión ante una medicina que no tiene respuestas y ante un sistema sanitario que ya no está disponible para todo. Se nos apela a nuestra responsabilidad para hacer frente a esta situación, a la paciencia y al valor. Y todo esto, solos, con una distancia social impuesta, aprendiendo a conectar con los demás de otra manera.

Y al parar, contactamos con nosotros mismos, con nuestras emociones de dolor, con el reto de gestionar esta situación de una manera distinta, con la necesidad de encontrar una forma de ampliar nuestra sensación de control sobre nuestras vidas ante la incertidumbre. Nos encontramos con la necesidad de aplazar, de esperar, de tener paciencia, de no gratificar de manera instantánea cualquier deseo o cualquier necesidad. De aprender a aceptar estas dificultades, de aprender a cuidarnos y a encontrar el bienestar en esta quietud y en esta, muchas veces, soledad. A reconocer la interconexión y la necesidad de colaboración, de aunar esfuerzos y caminos.

Y como respuesta a toda esta nueva situación, muchas personas encontraron el Mindfulness, encontrando la oportunidad y la resiliencia en esta nueva forma de Ser y de Vivir.

“Juntos en la distancia” ha supuesto y continúa siendo un espacio de descubrimiento, de conexión y de cultivo de la Consciencia.

Lo que el Covid ha enseñado. “Juntos en la distancia”2021-01-28T11:54:54+01:00

agosto 2020

“Juntos en la distancia”- Testimonios 5

2020-07-28T14:49:49+02:00



Equipo MBCT Spain

Continuamos con los testimonios y las reflexiones de los participantes de “Juntos en la distancia”.

Dar las gracias a cada una de las personas que han compartido sus experiencias y también a las que no lo han hecho pero que han formado parte de esta experiencia.

Hace más de cuarenta días que se decretó el estado de alarma e iniciamos el confinamiento con el lema: Quédate en casa.

Vivo en las medianías, zona rural, de cultivo y de escasos vecinos y mis hijos  viven con sus parejas.

Me di cuenta al tercer día, que no podía salir, ni coger el coche ni ir a trabajar, ni encontrarme con las amigas. Entré en ese estado que fluctúa entre el desconcierto por lo ocurrido y la ansiedad por todo lo que podía pasar.

Pero, como dijo Jung “no podemos cambiar nada, a menos que lo aceptemos […] Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad”.

Inicié los pasos hacia la meditación, y en concreto con el grupo de Mindfulness, MBCT. Sus prácticas, sus instructores/ras y el grupo que formamos, llenó el espacio externo del hacer diario.

Emprendiendo un camino consciente hacia el sentido del SER, empecé a notar, reconocer y apreciar lo que estaba sucediendo en mí, como efecto de la práctica diaria. Comencé a dejar expandir la sensación física al escuchar, “la vida está en el cuerpo”, me devolvió el sentido de la conexión al asentar los pensamientos y las emociones en mi propio cuerpo, reposando en mi estado interno desde los sentidos y sensaciones.

Asimismo, al volver a la respiración como ancla me devolvió presencia y transformar lo ordinario, lo cotidiano en un acto singular y extraordinario. Y sintiendo el espacio entre inhalar y exhalar me sentí acompañada en un confinamiento lleno de gratitud.

Testimonio de Lola Cárdenes Naranjo

Gratitud, calma y bondad, son las palabras que vienen a mi atención al recordar el espacio que han creado, para meditar en grupo en esta etapa de confinamiento en casa. Gracias a esta experiencia, he cuidado mi jardín interior mental, mi espacio de calma interior, he cultivado la atención y mi silencio. Todo esto ha estado lleno de sentimientos y sensaciones profundas. Gracias por vuestra guía y acompañamiento. Este ha sido un espacio en el que he vivido sensaciones de libertad interior difíciles de expresar en palabras. Hemos estado 8 semanas practicado diariamente y hemos finalizado con un retiro virtual de 4 horas, siempre recordaré esta etapa de permanencia en casa como un símbolo de una ventana o puerta de meditación que nos han regalado, ha sido un gran retiro virtual desde casa estos dos meses del 2020.

En una de las meditaciones guiadas de las mañanas una profesora nos compartió la frase y palabras que siguen. “El regalo más precioso que podemos ofrecer a cualquier persona es nuestra atención. Cuando la atención alcanza a los que amamos, ellos brotan como flores” Thích Nhất Hạnh. Y la profesora comentó: “qué bonito ofrecer nuestra atención a nosotros mismos para brotar como flores nosotros, ofrecer lo que ofrecemos afuera, ofrecerlo para adentro, al terminar la meditación con la campana, preguntaros en qué flor te vas a convertir hoy, y no hay problema si queréis convertiros en un cactus”. El cactus, fue el broche de oro, al regalarnos la oportunidad de transitar por cualquiera de las emociones, sensaciones o estados mentales que el momento presente nos trae, con apertura, como quien abre las puertas de su casa a los visitantes complicados, que se convierten en maestros, ya que algo podemos aprender, para ser mejores personas, de las lecciones que vienen con las dificultades de la vida, como este gran reto que atraviesa la humanidad en estos días. En la mayoría de las prácticas los profesores compartieron poemas o frases como esta. Fue un regalo percibir la esencia y punto de vista de cada profesor.He compartido esta experiencia junto a mi esposa que también ha participado y nos sentimos agradecidos profundamente por esta oportunidad que nos han regalado. También mi madre y una tía (hermana de mi madre), han conectado con vuestro espacio. Gracias. El mundo entero necesita de personas como vosotros y de iniciativas como la vuestra. En nombre de mi esposa, mi familia y el mío, gracias a la organización y a todos los profesores que hicieron posible este espacio, y en especial a Estrella Fernández y a Robert Dargavel Smith, el profesor que nos recomendó y abrió la puerta a este espacio.Namaste.

Manuel Damián Bulnes Melo

Testimonio de Manuel Damián Bulnes

Mi nombre es Mar Covian Rodríguez, soy de Oviedo y este es mi testimonio acerca de las tardes compartidas en la distancia, antes  quiero agradeceros vuestra generosidad por invitarme a entrar en este espacio y por compartir tantos conocimientos que   han sido herramientas muy útiles no solo para hacer más llevadero el confinamiento sino para salir de este con una versión mejorada  y más sabia de mí misma, que seguro que me ayudara a navegar con más ecuanimidad por ese nuevo mundo que ahora estamos descubriendo.

Entre las muchas enseñanzas surgidas de esas meditaciones en la distancia desde mi confinamiento , destacaría preguntas que desde esos momentos me llevaron a una acción más despierta : ¿Qué puedo hacer para cuidarme en este momento?, ¿ En qué ciclo estoy, de siembra, cuidado, recogida?¿ Estoy lavando mis manos con atención a los sentidos?

Entre otros aprendizajes también me queda el de observar mi atención como si de una mariposa se tratara, ver cómo se va posando en diferentes lugares, ser consciente de su recorrido. Pero sobre todo dada mi escasa paciencia creo que con esa invitación a amar y vivir las preguntas sabiendo que en un día lejano viviré las respuestas, atravesare con menos impaciencia las situaciones no resueltas.

También deciros que sembrasteis en mí el interés por algunos autores que desconocía como Rumi, enseñándome a escuchar con oídos de tolerancia, hablar con el lenguaje del amor y a mirar con ojos de compasión.

Si tuviera que resumir con una palabra esta experiencia dentro del confinamiento seria “FARO” porque fuiste durante las muchas tardes del confinamiento esa referencia que me guiaba, me acompañaba y me conectaba a tierra en medio de la tormenta en la que navegaba. Para mí el confinamiento está siendo navegar en una gran tormenta en la que cuesta mantener la estabilidad del barco,  por estar viviendo circunstancias complicadas ( confinada sola, con algún problema de salud, dificultades económicas, mi hijo trabajando en California).

Recordare este momento como la etapa del envero de la uva, un momento para ocuparme de mi interior, momento de cambio, de vivir con otro ritmo ,con otra atención, de adquirir otras propiedades.

Un abrazo y gracias por ofrecerme la posibilidad de disfrutar del retiro el sábado, que espero con especial interés e ilusión por ser el primero al que acudo.

Testimonio de Mar Covian Rodríguez

“Juntos en la distancia”- Testimonios 52020-07-28T14:49:49+02:00

julio 2020

“Juntos en la distancia”- Testimonios 4

2020-07-28T14:48:54+02:00





Equipo MBCT Spain

Continuamos con los testimonios y las reflexiones de los participantes de “Juntos en la distancia”.

Dar las gracias a cada una de las personas que han compartido sus experiencias y también a las que no lo han hecho pero que han formado parte de esta experiencia.

Buenas tardes, 

Ante todo, quiero agradeceros esta maravillosa iniciativa que tuvisteis para facilitar la supervivencia” durante este tiempo tan difícil.

¿Qué cómo he pasado el confinamiento? Hasta ahora mejor de lo que esperaba. Afortunadamente no he tenido problemas de salud ni tampoco mis familiares ni amigos cercanos. Conozco fallecimientos relativamente próximos que me han entristecido pero no me han afectado directamente. Así que ha sido un tiempo para vivir una experiencia muy diferente, única en muchos sentidos.

Hemos convivido mi pareja y yo durante casi dos meses pasando todo el día juntos, lo que no habíamos hecho jamás en 34 años.

He pasado días y días sin salir de casa para nada.

He mantenido el contacto con hijos, familia, amigos, compañeros, exclusivamente a través de medios digitales.

Han sido infinidad de cambios, una experiencia seguramente irrepetible

¿Qué me ha ayudado a sobrellevarlo? Yo creo que lo más importante ha sido aplicar un pensamiento positivo: ya que hay que hacer otra vida, busquemos las ventajas que puede tener. Y buscándolas aparecen muchas: dormir una hora más, comer en casa la comida que yo cocino (me gusta mucho cocinar), aprender a hacer pan casero con masa madre,  seguir unos horarios totalmente regulares, leer a diario, bailar un rato con mi pareja, ver un capítulo de una serie por las noches, arreglar cosas en casa que llevaban años pendientes…. muchas cosas que mi ajetreada vida diaria no me permiten de continuo. Casi que me da pereza que se acabe el confinamiento….

También me ha ayudado mucho las nuevas formas de relación. He mantenido dos quedadas” semanales por zoom con dos grupos de amigos y otras más esporádicas con otros grupos y con la familia. He llamado y me han llamado personas con las que hacía meses que no hablaba. Algunos grupos de WhatsApp han sido un vínculo permanente para expresar sentimientos y compartir vivencias y no sólo para reenviar chistes o fotos.

Y por supuesto la meditación diaria. He participado casi todas las tardes (la de las mañanas me resultaba muy madrugadora). Me ha sido muy útil. Primero por la regularidad, a las 18:30 dejaba casi cualquier cosa que estaba haciendo para participar. A mí, que soy un neófito en esto (hice el curso de MBCT el año pasado), de ordinario me cuesta bastante encontrar el momento y una guía para no perderme en la meditación. Así que la regularidad de esta cita y la variedad de las personas que guiaban me ha encantado. Me han gustado casi todas, lógicamente unas más que otras, pero la variedad también me ayuda. Mención especial para las que ha hecho Estrella, creo que sólo he pillado dos o tres pero me han impactado especialmente. Me encantaría que esta experiencia se pudiera prolongar en el tiempo, supongo que es muy costoso de mantener a diario, pero aunque pudiera ser con menos frecuencia….

Me gustaría recordar de este tiempo todos los ratos buenos que he tenido, la cercanía que he sentido de tantas personas, incluso desconocidas, a pesar de la distancia. El convencimiento de que podemos resistir ante cualquier adversidad, individualmente y como sociedad, si atendemos a nuestros valores y confiamos en nuestras capacidades.

Y si hay que elegir una palabra para resumir mi experiencia, seria…. PAZ

Muchísimas gracias por crear y mantener Juntos en la Distancia

Testimonio de Juan Antonio Martinez

Buenas tardes,  me llamo Julia, vivo en Barcelona y tengo tres hijos, dos viven conmigo pero justo dos días antes de la declaración del estado de alarma se fuero de fin de semana con su padre y han pasado el confinamiento fuera de casa.

Esto lo explico porque era la primera vez que estaba sola y encima confinada,  además soy una persona muy activa que estoy acostumbrada a no parar con el trabajo, deporte, salidas , amistades, etc.

La primera semana me sentía como un hámster, daba vueltas por la casa y me sentía perdida, hablé con mi prima, Inma, del equipo de MBCT spain y me dijo que podía aprovechar esta oportunidad para conocerme a mí misma y me recomendó que me conectara con vosotros.

El día 23 de marzo empecé a meditar, no tenía muy claro eso de encontrarme a mí misma, puesto que nunca me había parado a pensar en eso.

La mágica hora de las 18:30 se convirtió en un ancla, organizaba mi vida y actividades dentro de casa alrededor de esta hora, no tenía claro que lo hiciese bien, pero cada vez  que os escuchaba decir que volviera a la práctica y que no me perdiese en mis pensamientos, sabía que no era raro que me pasase eso y día tras día me preparaba para ese momento en el que  veía caras conocidas y caras que con el tiempo se hicieron conocidas.

Hubo días que comenzaba la práctica serena, pero  también hubo veces que no había tenido buen día y mi respiración empezaba acelerada e incluso algún día se me resbalaban las lágrimas por las mejillas.

He aprendido que hay que pararse a observar los pensamientos, y a ver las cosas con distancia, y sobre todo he aprendido que lo que pasa alrededor nuestro nos afectará en mayor o menor medida dependiendo de nuestra actitud. Y también he aprendido que si algo no tiene solución, puedo sentirme muy mal o aceptarlo.

Os agradezco de todo corazón esta gran iniciativa que habéis tenido, y el esfuerzo que supone organizar dos veces al día sin descanso, ni siquiera en los días festivos ya que estoy segura que habéis ayudado a muchas personas.

En mi caso conectarme cada día a las 18:30h y algunos días también a las 7:30h y escuchar las palabras de los  diferentes guías, me ha ayudado mucho, y sobretodo he grabado en mi mente palabras como observar,  paciencia, aceptación, suficiente, respiración, cuidarme, agradecimiento y amor.

Espero haber adquirido el hábito de la meditación y continuar con esta práctica en el futuro.

Muchas gracias por todo, para mí ha sido todo un descubrimiento,

Julia Almansa

Barcelona, 4 de mayo de 2020

Testimonio de Julia Almansa

Lo único que puedo deciros es que esta iniciativa ha hecho mucho bien a las mentes inquietas y además de ayudarnos a alcanzar la serenidad y un estado más presente, alejando los miedos, ha conseguido que nos sintamos más acompañados en este trayecto.

Gracias!

El día 23 de marzo empecé a meditar, no tenía muy claro eso de encontrarme a mí misma, puesto que nunca me había parado a pensar en eso.

La mágica hora de las 18:30 se convirtió en un ancla, organizaba mi vida y actividades dentro de casa alrededor de esta hora, no tenía claro que lo hiciese bien, pero cada vez  que os escuchaba decir que volviera a la práctica y que no me perdiese en mis pensamientos, sabía que no era raro que me pasase eso y día tras día me preparaba para ese momento en el que  veía caras conocidas y caras que con el tiempo se hicieron conocidas.

Hubo días que comenzaba la práctica serena, pero  también hubo veces que no había tenido buen día y mi respiración empezaba acelerada e incluso algún día se me resbalaban las lágrimas por las mejillas.

He aprendido que hay que pararse a observar los pensamientos, y a ver las cosas con distancia, y sobre todo he aprendido que lo que pasa alrededor nuestro nos afectará en mayor o menor medida dependiendo de nuestra actitud. Y también he aprendido que si algo no tiene solución, puedo sentirme muy mal o aceptarlo.

Os agradezco de todo corazón esta gran iniciativa que habéis tenido, y el esfuerzo que supone organizar dos veces al día sin descanso, ni siquiera en los días festivos ya que estoy segura que habéis ayudado a muchas personas.

En mi caso conectarme cada día a las 18:30h y algunos días también a las 7:30h y escuchar las palabras de los  diferentes guías, me ha ayudado mucho, y sobretodo he grabado en mi mente palabras como observar,  paciencia, aceptación, suficiente, respiración, cuidarme, agradecimiento y amor.

Espero haber adquirido el hábito de la meditación y continuar con esta práctica en el futuro.

Muchas gracias por todo, para mí ha sido todo un descubrimiento,

Julia Almansa

Barcelona, 4 de mayo de 2020

Testimonio de Laura Balague

“Juntos en la distancia”- Testimonios 42020-07-28T14:48:54+02:00

“Juntos en la distancia”- Testimonios 3

2020-07-21T11:17:33+02:00





Equipo MBCT Spain

Continuamos con los testimonios y las reflexiones de los participantes de “Juntos en la distancia”.

Dar las gracias a cada una de las personas que han compartido sus experiencias y también a las que no lo han hecho pero que han formado parte de esta experiencia.

Hola, mi nombre es Ilenia y vivo en Tenerife. El período de confinamiento lo he pasado en general bien, después de la primera prórroga  supe que esta situación iba para largo. He aprovechado para volver a estudiar (soy fisioterapeuta autónoma), hice dos formaciones online y me he dedicado a buscar cosas que me hagan sentir bien.

Llevaré como un mes meditando juntos, me ha sido muy útil, llevo años meditando y gracias a este grupo he aumentado mi tiempo de meditación, algo que siempre había querido, y la energía que se crea en un grupo aunque no estemos físicamente ha sido un regalo.

Mi palabra para resumir esta experiencia es GRATITUD, a todo el equipo por hacer posible un espacio para ser consciente, para estar y ser. A todo el grupo por la constancia, a cada facilitador por guiarnos. Me siento profundamente agradecida y es algo que llevaré siempre conmigo, recordaré los buenos días de cada mañana, las caras de l@s compañer@s, las bromas… todo. Una de las mejores cosas de mi confinamiento ha sido empezar el día con este grupo meditando, ha habido días muy duros, echas de menos a la familia, la incertidumbre de no saber que pasará… este grupo ha suplido de alguna forma todas esas carencias.

Me gustaría seguir en contacto y hacer algún curso o retiro… es algo que he querido hacer siempre.

Testimonio de Ilenia

Buenos días.  En mi caso, estos días de meditación han supuesto un antes y un después en mi forma de ver este período obligado de confinamiento, que pasará a nuestra historia como una nueva oportunidad de desenvolvernos en la vida y de interaccionar con nuestro planeta que, dicho sea de paso, está agradeciendo nuestro apartamiento de la naturaleza. Aunque no he seguido todas las meditaciones, agradezco mucho los momentos de quietud y serenidad aportados por los profesores y las experiencias compartidas por parte de todos los compañeros-as.

Ya conocía estas técnicas desde que asistimos yo y mi mujer Marisol a seminarios de Carlos Pérez-Cuadrado, hace algún tiempo aquí en Cartagena, nuestro lugar de residencia. El confinamiento obligado ha tenido, pues, efectos positivos, dentro de la tragedia que está suponiendo para muchos, al reconducirnos a examinar nuestro interior con más asiduidad que antes, a nuestro aquí y ahora, con los indudables beneficios para nuestra salud psíquica y física que ello supone.

Por todo ello os doy encarecidamente las gracias y me gustaría mucho continuar estas meditaciones en el tiempo. 

Gracias de nuevo por la labor que estáis haciendo en pro de nuestra toma de conciencia como especie.

Un fuerte abrazo, 

Jose María Pastor

Testimonio de Jose María

“Juntos en la distancia”- Testimonios 32020-07-21T11:17:33+02:00

“Juntos en la distancia”- Testimonios 2

2020-07-14T12:49:22+02:00





Equipo MBCT Spain

Continuamos con los testimonios y las reflexiones de los participantes de “Juntos en la distancia”.

Dar las gracias a cada una de las personas que han compartido sus experiencias y también a las que no lo han hecho pero que han formado parte de esta experiencia.

En primer lugar, quiero agradecer esta oportunidad que nos ofrecéis para expresar todo lo que ha significado “Juntos en la distancia”, porque tenía la intención de escribirle a Estrella, aunque con dudas de si era pertinente o no.

Para mí ha sido muy importante compartir este espacio y este tiempo con todos vosotros y vosotras, creo que es algo que no olvidaré y recordaré junto con la experiencia del COVID-19.

Me incorporé en el segundo día y he fallado muy pocos, incluso bastantes me he sentado con todos vosotros mañana y tarde.

En los primeros días de esta situación, yo viví una locura, tanto en lo profesional como en lo personal.

En lo profesional, porque trabajo en una residencia de personas con diversidad funcional física en el puesto de dirección (o de facilitadora como me gusta más llamarlo, ya que mi misión es facilitar la vida a 20 personas residentes y el trabajo a 30 personas que trabajan allí) en la que en los primeros días había mucho miedo e incertidumbre que sostener, además de la mía propia. Jornadas extenuantes de trabajo, con una demanda brutal por parte de toda clase de organismos públicos preocupados en contener el contagio, requiriendo documentos, planes, información actualizada,… y dando instrucciones a aplicar de inmediato, sin tener los medios, ni la información, ni la preparación necesaria.

Por otra parte, en lo personal, mis padres mayores a 100kms de distancia y mi hija en una Italia que parecía que se iba a desmoronar de norte a sur.

Para mí era como un escenario de un mar embravecido con olas inmensas, que cada mañana a las 7 y media, justo antes de irme a trabajar, y cada tarde a las 6 y media yo surfeaba con un grupo de gente…Gente que en muy poco tiempo fue convirtiéndose en personas de rostros familiares, compañeras y compañeros y finalmente en comunidad, en sangha, por la que me he sentido sostenida en los momentos de zozobra, en humanidad compartida.

Habéis sido mi ancla, mi retiro, en el que cada día estabilizaba y paraba mi mente, en el que mi cuerpo recibía una atención consciente y recobraba una presencia amable, y en el que mi corazón encontraba calidez y refugio.

Cada sesión ha sido un regalo, una enseñanza, un aprendizaje. El regalo de la calma, la serenidad y del cuidado; enseñanzas de presencia amable, de apertura, de aceptación, de transitar por la incertidumbre, de aceptar la impermanencia, y un aprendizaje de que todo eso está en mí y que, gracias a vosotros y vosotras, lo he recordado.

No me cabe más que agradecer lo vivido con vosotros y vosotras. Y muy especialmente, por hacerlo posible, por mantenerlo, por su generosidad, a Estrella, a Taravajra, y a ese equipo comprometido que ha estado ahí sesión tras sesión y a los colaboradores de la Red Española de Programas Estandarizados basados en Mindfulness y Compasión.

Ojalá pueda despertar más mañanas con vosotras y vosotros.

Un abrazo grande de corazón,

Ade

Testimonio de Adela

Cuando comenzó la pandemia; y más concretamente el confinamiento, empecé a pensar fuertemente que no tenía el control; que vendría una crisis económica sin precedentes (cosa que ya es casi normal en argentina), y que la falta de actividad laboral iba a provocar la pérdida de muchos trabajos, incluido el mío. Sentía por momentos depresión, por momentos, angustia, por momentos ansiedad, desesperación, intranquilidad… y por momentos, todo eso junto…. Todas estas emociones y sensaciones, no son nuevas en mí. Son recurrentes, pero se vieron potenciadas por la cuarentena.

La posibilidad de hacer las prácticas a diario, al principio a las 2:30pm de argentina y luego por el cambio de uso horario; a las 1:30pm, me ayudó a sobre llevar toda esa marea de pensamientos que al día de hoy solo fueron suposiciones que no se concretaron y que me arruinaron la vida por varios días.

La mente, incansable, con una energía casi inagotable, eterna, no para, no se detiene, no tiene freno y en mi caso, con pensamientos por costumbre, casi siempre tóxicos y negativos, juzgando cuanta cosa pasa, situaciones y personas…

Hasta que en un destello de Mindfulness, intercepto ese parloteo, la música neuronal, y casi como a tientas, en una habitación oscura; encuentro el switch que apaga el murmullo. Y de pronto, escucho el silencio”,ese silencio que ilumina, el ahora”, el aquí,” ese silencio que genera la Claridad de la NO mente.

Esto fue lo que viví los últimos 40 días de práctica casi ininterrumpidas. En las primeras prácticas, estuve disperso con mucha dificultad para apagar la música en mi mente, pero con el correr de los días, de repente; el silencio…, la salida del piloto automático… la conciencia plena, que genera espacios, que abren los ojos del ser y todos esos pensamientos de no hacer, improductivos e innecesarios… y por lo tanto tóxicos en sí mismo, … se diluyen.

La única forma de lograr abrir ese espacio, es con práctica de Mindfulness, y una vez abierto el espacio,.. el silencio, y casi simultáneamente siendo consciente de esto; podemos generar a voluntad, pensamientos positivos… y a partir de aquí es cuando comienza el trabajo de auto-compasión y la rueda comienza a girar…y pasa de un círculo vicioso, hacia el otro lado, en un virtuosismo que implica mucho entrenamiento.

Aprendí que cuando logramos colar por la hendija del ruido y anclarnos en el presente, No sólo nos damos cuenta de lo crítico y prejuicioso que somos con nosotros mismos y con los demás, sino que casi a voluntad, podemos generar pensamientos Bondadosos, esperanzadores, positivos, elevando hacia nosotros mismos nuestra autoestima.

Todo esto no es un invento mío; me lo enseñaron en los cursos de MBCT y MSC, que tomé con Magdalena Caceres y Mariela de la Fuente, y estoy muy agradecido a la vida por haberlas conocido. Gracias, No me canso de decirlo

Con el mindfulness aprendí a encontrar el interruptor que lleva la mente de encendido a silencio, lo difícil es saber darse cuenta cuando hace falta accionarlo…

Habrá que acostumbrarse de aquí en adelante a esta nueva normalidad.

 

Gracias al MBCT-Spain por todos estos días de práctica.

Gracias por tanta generosidad, por tanto tiempo de dedicación y desinterés.

Gracias eternas gracias a todos los profesores que entregaron su pasión, su tiempo y esfuerzo para que esto fuera posible.

Gracias a Taravajra que me parece un ser extraordinario, iluminado, con sus prácticas tan precisas y concretas en ese español, mejor hablado que muchos de nosotros. Y además me parece a la distancia una persona muy simpática y querible.

Gracias a Marta Alonso que me parece extraordinario su trabajo.

Y finalmente, gracias a ti Estrella por esta iniciativa tan generosa y bondadosa, por tu trabajo increíble. Guardaré en mi corazón todos estos días tan gratificantes y los audios grabados para poder seguir practicando siempre que lo necesite

Un cálido abrazo a la distancia.

Horacio

Testimonio de Horacio

“Juntos en la distancia”- Testimonios 22020-07-14T12:49:22+02:00

“Juntos en la distancia”- Testimonios 1

2020-07-08T19:01:12+02:00





Equipo MBCT Spain

A través de los próximos artículos que publicaremos en el blog queremos compartir los testimonios de la experiencia de “Juntos en la distancia”, que comenzamos con el confinamiento por el Covid y que todo el equipo de MBCT Spain ha decidido mantener en el tiempo a través de las reuniones virtuales de los lunes.

“Meditar juntos en la distancia” nos ha recordado a todos los profesores la importancia de la conexión y que juntos somos más. Y todos estos testimonios que vamos a compartir nos recuerdan eso y mucho más.

Queremos también que todos estos testimonios sirvan a los que tengan dudas de por qué y para qué meditar… y darles un empujoncito para que experimenten por ellos mismos los beneficios de esta práctica.

También dar las gracias a cada una de las personas que han compartido sus experiencias y también a las que no lo han hecho pero que han formado parte de esta experiencia.

El periodo de confinamiento ha sido difícil, con sobresaltos y preocupaciones: por la familia, los amigos, la sociedad. Todo parecía romperse, pero más tarde, las cosas se estabilizan y en mi caso mejoran.

Con un buen plan de trabajo diario los días pasan volando. He programado una sesión diaria de Qigong o Yoga para tranquilizar la mente y recuperar energía.

A principios de abril fui invitada por Carlos Pérez-Cuadrado a las sesiones de meditación que me vinieron de maravilla. Todos los días he participado en la práctica de la mañana y de la tarde y me ha dado mucha calma y me ha hecho ver las cosas con más tranquilidad.

El formato de la meditación ha sido muy productivo. Me ha permitido estar “Juntos en la distancia” y he podido compartir no solo la práctica, que todas son fantásticas, sino que he notado la compañía y el refuerzo de todos los asistentes en cada momento. Con el simple hecho de estar sentada y solo respirar he podido gestionar mejor el estrés. En estas meditaciones he encontrado solidaridad y paz.

Durante todo el mes que he participado en las sesiones me ha encantado madrugar y sentir la inquietud de llegar a la meditación, y luego poco a poco descubrir la energía final con la que acababa cada sesión. Me gustaría seguir encontrado un espacio diario para meditar, reflexionar, encontrarme a mí misma …

Con una buena rutina y la meditación creo que hemos evitado tensiones en casa y hemos aprovechado mejor el confinamiento ayudándonos en nuestras dudas o desaciertos. Hablar, conversar, ayudar, planificar ha sido fundamental.

Gracias, millones de gracias a todos y sobre todo a los que habéis trabajado para que cada día a la mañana y a la tarde esté la sesión preparada y cada una de ellas sea un éxito. No tengo palabras para agradecéroslo solo se me ocurre daros las GRACIAS.

Luz Ruiz de Gauna

Testimonio de Luz Ruiz de Gauna

He pasado bien este período de confinamiento, me atrevería a decir que bastante bien, a pesar de que este acontecimiento inesperado me sorprendió sola físicamente en mi casa.  

Qué me ha ayudado a llevar este confinamiento? Un cúmulo de cosas. Una de ellas pueden ser las conductas: soy una persona activa física e intelectualemnte, disciplinada y llena de inquietudes y con una gran curiosidad por todo y todos ( tengo 65 años). He tenido tiempo para hacer muchas actividades que me resultaban y me resultan placenteras : leer, tocar instrumentos, practicar taichi y yoga, meditar, cuidarme, cuidar mi jardín con esmero, hablar por teléfono y videoconferencia con mis amigos y familiares, etc etc. 

Desde los dos primeros días del confinamiento, un sexto sentido me dijo que debía regular el tiempo de noticias ( dos pequeños ratos al día , lo justo para estar informada pero no intoxicada por tantas noticias y fakes news como había) así como mis consultas a las redes sociales y mi whatsapp. Era una cuestión de higiene mental. 

Así pues, el resto del día lo pasaba tranquila, sosegada, con muy buen ánimo y dedicandome a hacer las cosas pendientes que me gustaba o necesitaba hacer y sobre todo buscando actividades y contactos personales que me nutrían y no que me desgastaban. ( Esto lo aprendí de vosotros y lo llevo grabado en mi mente).

Respecto al espacio “Juntos en la distancia”, ha sido uno de mis puntales para mantenerme equilibrada psicológicamente. Habeis sido una de mis certezas diarias. Certezas que necesitaba porque vuestras prácticas son un bálsamo para el espíritu, la conciencia, el alma… proporcionana serenidad, paz, acompañamiento y más…He entrado todos los días a vuestro espacio. Esperaba la cita con ilusión.Todas las prácticas me han gustado y me han resultado útiles y especiales; todas diferentes pero todas necesarias, reconfortantes, cálidas, relajantes, otras te remueven por dentro, todas han sido complementarias unas de otras. 

Y vosotros, amigos ya, casi una familia en la distancia, acompañádonos cada uno con vuestro estilo diferente, pero todos cercanos, cálidos y cariñosos. 

Después de cada sesión, procuraba retener alguna idea o sensación, o palabras o reflexión y las he ido anotando en mi cuaderno , y a ratos he ido volviendo sobre ellas , releyendolas  y haciendolas mias. He acumulado un rico patrimonio para el futuro !!!

Por lo tanto, debo deciros que me ha resultado infinitamente útil el hecho de meditar con vosotros cada día. Cada uno de vosotros iba guiandonos, sugiriendo, respetando la libertad de cada uno de nosotros…( Iñaki, Taravajra, Franca, Carlos Pérez, Yolanda, Inmaculada…) ha sido una experiencia muy bonita y enriquecedora, por lo que os estoy sumamente agradecida.  (Nunca antes había realizado una meditación guiada y menos on line y la experiencia ha sido fantástica). 

Una palabra que resuma mi experiencia sería Acompañamiento. Sentirte parte de un grupo de personas en tu misma situación, que cada día ( incluso fines de semana) están ahí, aunque sea en la distancia, ha sido muy importante. Gracias por vuestra generosidad.

¿Qué me gustaría recordar de este tiempo? Pues que he descubierto tantas cosas con vuestras meditaciones…pero si he de resaltar una, sería el “ahora y aquí”, la importancia de la respiración…

Y  respondiendo un poco a las preguntas que nos sugerís en el correo, y que he tomado como guión, me gustaría seguir practicando estas meditaciones, aunque fuera con menos asiduidad, quizá no podremos todos nosotros ni vosotros tampoco seguir con la pauta diaria, pero sí me gustaría seguir estas meditaciones con vosotros con alguna periodicidad. 

Muchas gracias amigos de MBCT, “Juntos en la distancia”, por haberme acompañado tan maravillosamente y con tanta generosidad durante más de cincuenta días. Namasté.

 Un fuerte abrazo y hasta siempre.

Lola

Testimonio Lola Monsoniz Muñoz

“Juntos en la distancia”, me ha dado la oportunidad de comprometerme con la práctica meditativa en grupo durante este tiempo de confinamiento.  Me ha permitido sentirme participe en el acompañamiento de tantas personas que lo han dado todo para que otros estemos bien.

Mi experiencia meditativa ha ido cambiando a lo largo de estos encuentros. En las primeras meditaciones los juicios eran intensos y se mezclaban los sentimientos sobre lo que estaba pasando fuera y lo que pasaba en este tiempo de meditación de calma y paz interior. Además, había muchos factores nuevos: un espacio más reducido, utilizar auriculares, diferentes guías e instructores, apenas había sonidos a esa hora de la mañana. Fui avanzando despacio hasta ir soltando todo a lo que me aferraba en este tiempo meditativo y darme cuenta que, aunque cambie el espacio, los medios y las personas, mi actitud y mi experiencia siempre van a estar ahí y siempre estarán hablándome y guiándome.

Los saludos al inicio de la meditación y las despedidas eran el momento de hacernos presentes y los voy a guardar gratamente.

Agradecer de corazón a MBCT-Spain, su equipo, así como a los instructores que han participado su esfuerzo y cuidado para todos nosotros.

Un abrazo,

Yolanda Blázquez

Testimonio de Yolanda Blazquez

“Juntos en la distancia”- Testimonios 12020-07-08T19:01:12+02:00

marzo 2020

Aliviar el Sufrimiento. Fomentar la Resiliencia

2020-03-27T12:21:46+01:00





Equipo MBCT Spain

Desde MBCT Spain, nos queremos sumar a esta oleada de solidaridad y apoyo durante este periodo de confinamiento. Por eso los profesores de MBCT (Mindfulness basado en terapia cognitivo conductual) os queremos invitar a una meditación de media hora que comenzará a las 18:30 por la tarde y a las 7:30 por las mañanas, todos los días.

Todas estas meditaciones serán guiadas por profesores expertos y son totalmente GRATUITAS.

Desde MBCT queremos agradecer a todos los profesionales de la red de programas estandarizados que también se han unido a este proyecto, aportando su saber hacer, su compasión para ayudar a cultivar estos espacios de encuentro y apoyo. Muchas gracias a todos ellos.

Puedes inscribirte a través de este enlace.

Inscripción

A lo largo de estos días iremos compartiendo las meditaciones que realicemos estos días. Esperamos que os ayuden a seguir encontrando la estabilidad y la fuerza en estos momentos de incertidumbre.

Meditación compasión. Marta Alonso
Meditación agradecimiento. Almudena de Andrés.
Meditación sobre las emociones. Carlos Belda

Aliviar el Sufrimiento. Fomentar la Resiliencia2020-03-27T12:21:46+01:00

enero 2020

Convenio de colaboración entre MBCT Spain Network y ANPIR

2020-01-07T18:55:27+01:00

 





Estrella Fernández

Certified MBCT teacher, trainer & supervisor. Centre for Mindfulness Research & Practice – Bangor University

CONVENIO DE COLABORACIÓN ENTRE MBCT SPAIN NETWORK Y ANPIR (Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes).

Desde esta plataforma queremos informaros del convenio de colaboración al que MBCT’ Spain ha llegado con ANPIR (Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes) y cuyo objetivo es promover y facilitar la capacitación en el programa “Terapia cognitiva basada en Mindfulness” (MBCT – Mindfulness-based Cognitive Therapy) entre Psicólogos Residentes y especialistas en Psicología Clínica.

ANPIR (Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes) es una asociación que tiene como propósito la mejora general del estado de salud de la población, la promoción de la Psicología Clínica y el incremento de la presencia de sus especialistas en los servicios de Atención Primaria.

Objetivo y alcance del convenio.

El objetivo de la colaboración se enmarca en la política de ANPIR de incrementar la presencia de la especialidad de la psicología clínica en Atención Primaria, promoviendo y/o facilitando la capacitación para impartir el programa MBCT tanto de residentes como especialistas, en una opción terapéutica que cumple con los estándares científicos precisos a ese efecto.

ANPIR y MBCT Spain Network tienen la voluntad de iniciar y mantener relaciones de colaboración y apoyo que repercutan positivamente en los usuarios de ambas organizaciones y que eventualmente impacten en la promoción de la salud emocional de la población.

A través del presente acuerdo, los socios de ANPIR tendrán condiciones especiales de acceso a los distintos cursos del Itinerario de Formación de Profesores del programa MBCT impartido por el Centre for Mindfulness Research & Practice (CMRP) / Mindfulness Network (MN) y MBCT Spain.

Por otro lado, este acuerdo permitirá la difusión por parte de ANPIR de las distintas actividades organizadas por MBCT Spain a través de sus medios habituales de comunicación.

Con este convenio se abre, además, una línea de colaboración y comunicación para trabajar conjuntamente en la planificación de acciones y proyectos específicos basadas en el fomento de la formación continuada y que sean de interés para ambas asociaciones.

 

Convenio de colaboración entre MBCT Spain Network y ANPIR2020-01-07T18:55:27+01:00

Las causas sociales del sufrimiento, ¿Puede Mindfulness cambiar la sociedad?

2020-01-07T18:33:07+01:00

 




Estrella Fernández

Certified MBCT teacher, trainer & supervisor. Centre for Mindfulness Research & Practice – Bangor University

LAS CAUSAS SOCIALES DEL SUFRIMIENTO: ¿PUEDE MINDFULNESS CAMBIAR LA SOCIEDAD?

“Se necesitan modelos sociales de Mindfulness, que reconozcan las causas sociales del sufrimiento”

Rebecca Crane, Chris Ruane y Mark Drakeford, primer ministro de Gales.

Rebecca Crane, Chris Ruane y Mark Drakeford, primer ministro de Gales.

Son palabras de Mark Drakeford, Primer ministro de Gales, el pasado 21 de Noviembre en una conferencia en Cardiff (Reino Unido). Por primera vez un líder nacional participa en una conferencia de Mindfulness en una colaboración conjunta entre el Gobierno de Gales y el Centre for Mindfulness Research and Practice (CMRP) de la Universidad de Bangor, centro líder y pionero en el mundo en la investigación, práctica y formación en Atención Plena. Esta colaboración comporta el establecimiento de grupos de trabajo en diversos ámbitos de la comunidad: educativo, salud pública, servicios sociales y comunitarios.

El encuentro fue propiciado por Chris Ruane, antiguo diputado del parlamento británico y promotor de una estrategia conjunta del gobierno galés y la comunidad de Mindfulness en Galés.

Rebecca Crane, directora del CMRP explicó la labor de estos grupos de trabajo hasta el presente y trazó los planes y las recomendaciones futuras para lograr verdadero impacto en el ámbito comunitario.

En su discurso, el primer ministro Mark Drakeford mencionó tres grandes retos para la implantación de Mindfulness:

  1. Necesidad de que las intervenciones estén basadas en la evidencia, no en la buena voluntad.
  2. Deben centrarse en las personas no de forma aislada, sino en relación con los demás. Propugna un “modelo social de mindfulness, que incluye el modelo de liderazgo que sigue el propio gobierno de Gales.
  3. Deben prestar atención a las causas y a las consecuencias sociales del malestar y el sufrimiento, lo que significa movilizar el trabajo de colaboración conjunto para abordar esas causas subyacentes.
Mark Drakeford, primer ministro de Gales

Mark Drakeford, primer ministro de Gales

Estos retos reflejan las preocupaciones de fondo sobre el uso (o el mal uso) que puede hacerse de Mindfulness:

  • Que se aplique sin el rigor y experiencia suficiente.
  • Que refuerce el individualismo, la sensación de que la solución a los problemas depende de cada persona.
  • Que aborde solo los síntomas (el estrés, la ansiedad, la depresión…) y reduzca el deseo de cambio social en lugar de fomentarlo.

y deberían estimular nuestra propia reflexión, como profesionales que trabajamos con la mente humana:

  • Necesitamos saber bien lo que hacemos y también saber que lo que hacemos tiene evidencia contrastada.
  • Necesitamos reconocer la centralidad de las relaciones en la salud y el bienestar personal. Las relaciones con uno mismo, con los demás, con la naturaleza. La salud es comunitaria, está interconectada: ni somos inmunes al entorno, ni el entorno es inmune a nosotros.
  • Necesitamos comprender que nuestro trabajo no es reducir síntomas, sino fomentar la visión clara de las condiciones que los causan y fomentar la creación de nuevas causas y condiciones que los alivien y aporten prosperidad. Y estas nuevas causas y condiciones, implican muy a menudo, movilización y cambio social.

Porque si vemos de forma diferente, nos comportaremos de forma diferente.

 

Más información:

https://walesmindfulnessnetwork.org/2019/11/28/developing-mindfulness-in-wales-conference-2019/

Puedes escuchar el discurso en este audio (en inglés).

 

 

Las causas sociales del sufrimiento, ¿Puede Mindfulness cambiar la sociedad?2020-01-07T18:33:07+01:00

noviembre 2019

Los testimonios de los pacientes avalan los resultados del programa MBCT

2019-11-04T15:30:23+01:00

 



Inmaculada Carranza Almansa

Especialista en Psicología Clínica. Practising Teacher (MBCT). Desarrolla su actividad profesional en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

LOS TESTIMONIOS  DE LOS PACIENTES AVALAN LOS RESULTADOS DEL PROGRAMA MBCT

En la actualidad la depresión es uno de los problemas psicológicos más prevalentes en la población general  y que más carga supone en términos de discapacidad.

La mayoría de las personas con depresión buscan ayuda en las consultas de Atención Primaria. El hecho de que no reciban el tratamiento adecuado puede dar lugar a importantes consecuencias negativas (la reducción de su calidad de vida , la cronificación, el incremento del uso de los servicios de salud o el aumento del riesgo de suicidio). Por tanto, la aplicación de una intervención adecuada para estos problemas debe ser un objetivo prioritario para la asistencia sanitaria en Atención Primaria. En este sentido, los tratamientos psicológicos se presentan como una herramienta esencial , habiéndose  desarrollado programas de intervención eficaces mediante intervenciones grupales, con enfoque transdiagnóstico.

La escasez de psicólogos en el Servicio Nacional Ssalud en España (una media de 5,7 psicólogos por 100.000 habitantes, frente a los 57 de Finlandia, según World Health Organization, 2014) acarrea largas listas de espera para la atención psicológica, consultas de corta duración y excesivamente espaciadas en el tiempo. De manera que los pacientes con ansiedad o depresión que son derivados a Salud Mental, bien son atendidos por el psiquiatra, que prescribe medicación y devuelve al paciente a Atención Primaria, para su seguimiento, o bien recibe unas pocas sesiones cortas y espaciadas de psicología.

Sin embargo,  este tipo de tratamiento no es eficaz por lo que estos  pacientes tienen una tasa de frecuentación en las consultas de Atención Primaria 19,1 veces superior a los ciudadanos sin trastornos y sin síntomas emocionales (Alonso et al., 2007).

El programa de Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness (MBCT), es un programa grupal y transdiagnostico. Recomendado por la Guía NICE (2009) para la prevención de recaidas en depresión, y recogido en la guía del Servicio Nacional de Salud en 2014.  La incorporación de este programa tanto en los servicios especializados de Salud Mental como en Atención Primaria por profesionales debidamente formados, es una garantía de calidad, eficacia y eficiencia en la atención a estos problemas emocionales.

En este contexto, desde 2016 venimos realizando el programa MBCT en la Unidad de Salud Mental del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Se realizan 3 grupos anuales en los que participan una media de 15 pacientes por grupo. En Enero de 2019, hemos ampliado la oferta a los centros de Atención Primaria. Ya se han realizado 2 grupos y otro que está en marcha con pacientes derivados directamente por su médico de familia. Desde este año también venimos realizando sesiones mensuales de refuerzo de las prácticas con asistencia abierta a todos las personas que hayan realizado el programa en ambos niveles de atención sanitaria (Atención Primaria y Atención  especializada).

Los resultados en salud y la satisfacción de los usuarios son muy positivos; siendo éste un ejemplo de implementación del programa MBCT en la sanidad pública. Pero, ¿qué opinan los propios pacientes del programa? Os lo contamos en el siguiente vídeo.

 

Los testimonios de los pacientes avalan los resultados del programa MBCT2019-11-04T15:30:23+01:00
X